Se Sociable, comparte!

 

…”El Señor es mi pastor; nada me faltará.
En lugares de delicados pastos me hará descansar;
junto a aguas de reposo me pastoreará.
Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia
por amor de su nombre.
Aunque ande en valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Aderezas mesa delante de mí
en presencia de mis angustiadores;
unges mi cabeza con aceite;
mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia
me seguirán todos los días de mi vida,
y en la casa del Señor moraré por largos día…”

El Salmo 23 es uno de los pasajes mas conocidos y recitados por miles de creyentes en todo el mundo, esta es la transcripción del salmo 23, escrito por David, de la versión de Reina Valero 1960.

Este salmo es uno de los escritos más poderosos que existen: hace maravillas en la persona que lo lee y lo aplica a su vida. En el original en hebreo los verbos están conjugados al presente asegurando que hoy son una realidad las palabras que dice el Salmo.  No se trata de memorizar el salmo, ya que el poder de su contenido no se encuentra en la repetición de memoria de las palabras, sino más bien, de pensar en el significado de sus palabras.

El Salmo 23 representa un enfoque positivo de la vida, de esperanza y de fe: en esto reside su enorme poder.

Se Sociable, comparte!