Se Sociable, comparte!

El Éter se define como “La Quinta esencia” es lo más puro, más fino y genuino de alguna cosa. Aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas. El quinto elemento que consideraba la filosofía antigua en la composición del universo, especie de éter sutil y purísimo, cuyo movimiento propio era el circular y del cual estaban formados los cuerpos celestes.

Aristóteles trató el Éter como la sustancia más fina que llenaba el espacio. Un quinto elemento en la línea de: Aire, Agua, Fuego y Tierra. Basándose en el principio de que la naturaleza detestaba el vacío. Así pues, el Éter pasó a ser conocido como la “Quinta Esencia”.

El concepto científico de Éter puede hallarse en el pensamiento Renacentista. Espinoza con la sustancia “uno y todo” y Descartes con la noción de una ocupación del espacio en forma de vórtice.

Los pensamientos sistemáticos renacentistas sobre el éter eran diferentes pero comparten el concepto de una sustancia imponderable que anima toda la realidad física, y son precursores de las teorías modernas de un Éter dinámico. Se sugirió que el Éter era “más sutil que la luz”, y se continua con la visión del siglo III sobre las propiedades presentes, absolutas, eternas, y no materiales de esta sustancia sutil.

Una sustancia material más sutil que los cuerpos visibles, que existe en aquellas partes del espacio que están aparentemente vacías, es el concepto de éter escrito por J.C. Maxwell para la Enciclopedia Británica

El desarrollo científico moderno sobre las teorías del Éter apunta hacia el concepto de un medio de energía sin masa. La sutileza del éter resulta de su propiedad de poseer cuerpo con ausencia de masa, y la invisibilidad de su naturaleza oscura.

El concepto de Einstein de un Éter Gravitacional tiene todas las características de un éter oscuro que dota el espacio de propiedades físicas, y que no es mecánico, es decir, está en un estado de movimiento constante.

Einstein y Stern propusieron por primera vez la noción de un baño de calor cósmico cuya función correspondía a su concepto de Energía de Punto Cero, que llena el espacio.

El éter tiene definiciones, de la física y química. Desde el punto de vista místico, que no contradice el primero; el éter es el espíritu, la esencia del ser, de la vida, la energía, y esta integrada en un chakra.

El chakra de la garganta es el cuerpo en esencia porque es la sede del éter, así como en la coronilla de la cabeza se manifiesta el espíritu, y en el centro de las cejas es la sede del alma o la mente.

Del éter nacen los cuatro elementos inferiores, una modificación del éter básico son: el aire, el fuego, el agua y la tierra. Estos elementos tienen su sede en los cuatro chakras inferiores.

Cuando el éter se combina con el aire surge el deseo, cuando el éter se combina con el fuego surge la ira, cuando el éter se combina con el agua surge el afecto, cuando el éter se combina con la tierra surge el temor. El éter es substancia extremadamente ligera que ocupa todos los espacios vacíos como un fluido.

Para algunos alquimistas el éter era la quinta esencia o quinto nivel de vibración, dado que los diferentes niveles de conciencia son, la fuerza de la vida vibrando en diferentes frecuencias y pasar de un nivel a otro es simplemente cambiar la tasa de vibración.

En un aspecto  astrológico, el éter es la esencia del todo, de todo lo que existe, la materia prima esencia del Universo, todo es construido de éter y así mismo todo vuelve a ser éter, su manifestación está plasmada en absolutamente tod

Es como el manto en el que se expresa la creación, desde el Macrocosmos hasta el átomo, es el escenario donde actúan los actores y al mismo tiempo la creación y quien lo presencia, es decir es todo.

La primera manifestación de Dios es el éter, y en él se plasma la creación de galaxias, estrellas, planetas, etc.

El éter es el Alfa y el Omega, el fin y la finalidad.

La energía del éter es la fuerza que fluye constantemente desde las profundidades del Universo, uniendo al hombre a la Creación.

En nuestro cuerpo el éter tiene su asiento en nuestra energía y es vital el aprender a darle sabio uso para empezar a sintonizarnos con el cosmos.

En Espacio Místico te enseñaremos a descubrir como cuidar tu cuerpo etérico, y como conectarte con el Universo mediante experiencias maravillosas llenas de misticismo.

Seamos grandes!

 

Se Sociable, comparte!