Se Sociable, comparte!

La tierra representa “La Materia”, su importancia es tan grande que nuestro planeta recibe su nombre “La Tierra”. Su fuerza es tal que atrae todo hacia ella haciendo que todo le pertenezca.

Este elemento representa lo sólido, lo estable, la seguridad, el equilibrio y le protección. La naturaleza tiene fuerzas invisibles que debemos aprender a usar y sentir la conexión mística que nos une con ella.

Trabajar con la tierra implica tener paciencia para esperar tranquilamente el momento en el que las cosas surjan. Cuando usamos los elementos de la tierra estamos sembrando en nuestro interior dentro de un espacio fértil, pacífico, seguro que crecerá dentro de nuestra alma.

Cuando caminamos, comemos, trabajamos, cuidamos nuestras plantas, leemos un libro, hacemos un cheque, estamos en con contacto con el elemento Tierra.

Diariamente consumimos alimentos provenientes de la tierra, nos nutrimos de ella para recibir la energía que necesita nuestro cuerpo para vivir. El cuerpo espiritual también necesita ser alimentado y la tierra nos brinda sus piedras, cristales, rocas, árboles y plantas para nuestro crecimiento místico.

La tierra representa lo sólido, lo estable, la seguridad, el equilibrio y la protección. La naturaleza tiene fuerzas invisibles y debemos aprender a conectarnos con estas energías.

La mente muchas veces se convierte en un oasis lleno de confusión, acelerado con la rapidez y exigencias de la vida actual. El mundo espiritual es para el alma como un lugar, al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad, alimento y estabilidad.

Al ser el elemento tierra de carácter físico, nos proporciona una sensación de conexión a lo sagrado mucho mas tangible. Caminar un rato descalzos en el jardín, la arena de la playa, o en su defecto sobre el piso de nuestro hogar resultan ser muy benéficos para el cuerpo. Abrazar un árbol, alimentarnos con vegetales y frutas no procesadas por el hombre, beber infusiones de hierbas naturales, endulzar con miel, todas estas actividades nos ayudarán a conectarnos con esta energía pura de forma natural.

Incontables civilizaciones involucran el elemento tierra en sus rituales, logrando crear amuletos. Estos son objetos místicos representativos que nos ayudan alcanzar prosperidad, estabilidad, fertilidad y protección. Es en este punto donde el simbolismo queda aliado al fruto de la tierra.

En la antigüedad los reyes usaban piedras preciosas, accesorios elaborados con metales, imágenes esculpidas o talladas, y amuletos con fines espirituales para protegerse de las enfermedades, la miseria o la brujería. Los egipcios usaban collares, los judíos el pergamino, los cristianos el pez, los católicos la cruz, símbolos que usaban para alejarse de las desgracias, el caos y los malos espíritus.

Los amuletos y talismanes son objetos especialmente programados para determinados fines. Sus figuras enigmáticas resultan misteriosas pero tienen una gran significado emblemático y esotérico, por su gran riqueza interpretativa y su poder simbólica.

Hoy en día las piedras, los cristales, los metales, y los símbolos tallados en diferentes materiales, son usados caprichosamente como elementos decorativos para el hombre. Por lo general, las personas desconocen los beneficios místicos de estos objetos y el poder simbólico que encierran misteriosamente.

Las virtudes de los amuletos son muy variadas, atraen siempre la buena ventura y salvan a su portador de experimentar alguna desgracia o padecer alguna enfermedad. Ciertos talismanes solo hacen efecto cuando los llevan sus legítimos dueños, se incrementan su poder cuando los usan determinadas personas para los fines adecuados y en el momento que les conviene usarlos.

En Espacio Místico puedes descubrir y experimentar las cualidades y atributos de los talismanes encontrando el ideal para ti. Sabemos que los amuletos funcionan con sus poderes místicos cuando las energías del elemento tierra fluyen en dirección correcta.

Conquista junto a nosotros el mundo terrenal, experimentando el poder que encierran los amuletos y explorando al máximo su energía espiritual.

Somos Polvo de Estrellas porque de eso esta hecha nuestra materia. Sin duda somos hijos del Universo porque estamos hechos por el.

Seamos grandes!

Mariana Soto

Se Sociable, comparte!